El sueño de toda mariquita es sentir la verga de un semental negro